martes, 22 de marzo de 2011

Hobby o Profesión


El otro día hablando con una de mis sobrinas, me sorprendió oírle decir que a pesar de encantarle la fotografía, lo veía más como un hobby que como una profesión, pues seguro que eso no daba dinero ni futuro.
Yo, que tengo alma de artista, pensamientos oníricos, y que a veces, creo que tengo un pie fuera de la realidad de este mundo y que nada, salvo la parte más cerebral de mi cabeza, me ata a la realidad, me quedé algo angustiada a la vez que pensaba como una cría de apenas dieciséis años podía pensar de esta manera tan adulta, aunque por otro lado, pensé que tenía bastante bien amueblada su cabeza, pues a lo mejor, sabiendo que debía trabajar en algo que no le apasionara tanto, al final podría disfrutar de las dos cosas, pues sin dinero, nadie puede tener un hobby.

Igualmente, me pregunto: ¿Qué hubiera sido del arte si los grandes escritores, pintores, músicos o artistas con los cuales nos ha sorprendido la vida, hubieran pensado en sus carreras artísticas como hobbies? Puede que a lo mejor, todos aquellos que murieron pobres y que luego el mundo dictaminó que eran grandes artistas y que sus obras valían millones, no hubieran muerto tan pobres, pero a la vez, pienso, que de no haber puesto toda su alma, su corazón y su mente en sus obras, a lo mejor, no hubieran sido tan grandes y puede ser que hoy, nadie mencionara su nombre.

A veces pienso que es lo que me diferencia a mi de todos aquellos que quieren vivir del arte de la escritura y que no lo consiguen o incluso que me hace diferente de aquellos grandes escritores que si han conseguido hacerse un nombre en este mundo tan difícil de las letras.

¿Quién te ofrece el éxito? ¿Son las editoriales? ¿Los círculos literarios? ¿Los grandes premios?

Puede que me equivoque, pero creo, que el éxito viene de la gente y a veces, nos olvidamos que son las personas quienes deciden que es lo que gusta y lo que no. Por suerte, dicen que sobre gustos está todo escrito y que jamás conseguirás gustar a todo el mundo por igual. ¡Eso espero! Pues si no, que gracia tendría la vida.

El saber que es la gente quien decide que yo pueda vivir o no de mi arte, hace que me pregunte como llegan las cosas al publico en general y me contesto que es la publicidad, pues a través de ella los productos se dan a conocer al gran público y este decide si tu arte vale o no la pena.

Supongo que por eso, los escritores necesitamos a las editoriales, (hablo siempre desde la ignorancia de alguien que jamás aún ha publicado nada por editorial), pues ellas tienen los medios para publicitar y hacer llegar tus libros a la gente.

Dicen por eso, que el mundo esta cambiando y que las nuevas tecnologías hacen que los pilares de las grandes editoriales se tambaleen, pues si bien ellos son expertos en hacer llegar el producto final a millones de hogares y tienen los medios para traducir una obra a un montón de idiomas y las plataformas para difundir en poco tiempo tu libro a través del mundo, Internet, esta nueva arma tecnológica, acerca quieran ellos o no, a los escritores noveles a un gran público ávido de nuevas experiencias e interesado en los cauces más insólitos para encontrar obras que no siguen los caminos "normales".

Si os dais cuenta, lo que más éxito tiene en Internet, es aquello que no es "normal", aquello que se sale de la norma, si bien es un camino peligroso, pues que la gente te conozca, no quiere decir que decida invertir en tu producto. Claro, que por esta misma regla de tres, que tu libro sea publicado por una editorial y a causa de ello, puesto en el escaparate principal de una librería, no quiere decir que la gente que lo vea, entre a comprarlo.

Dicen que a las editoriales llegan cada día cientos de obras inéditas que pasan a manos de los clubes de lectura, un grupo de gente, espero que de todas las edades y todos los estatus sociales, que deciden si vale la pena que la editorial invierta en la publicación de ese libro. Supongo yo, y sigo hablando desde la ignorancia de alguien que jamás ha trabajado en una editorial, que el proceso tras que el club de lectura elija de entre los cientos de obras las que más les gustan, debe ser pasarlas a los diferentes editores para que realicen un completo estudio comercial anunciando a sus superiores cuanto han de invertir en la obra y cuanto puede ganar la editorial con ella, a que sector se puede vender, cuantos lectores puede llegar a tener, etc...etc... No olvidemos que esto es un negocio.

Lo que realmente me preocupa, es algo que vi en una película el otro día, (ya se sabe que las películas, a veces tienen algunas cosas de la vida real). Había un periodista, que al sentirse anclado en su profesión, escucha como alguien le dice que escriba un libro y él le contesta: Claro, pero si tengo un amigo editor... y sin una buena historia, sin buenos personajes, si no más bien con un tema escatológico y personajes aberrantes, escribe el libro y "como es amigo de..." se lo publican.

Eso me dejó algo turbada y recuperando una de mis primeras entradas donde hablaba sobre la noticia que la mayoría de gente que encuentra trabajo en época de crisis, lo hace a través de un amigo, me dio por pensar que siendo una escritora que considera a muy pocos de los que le rodean amigos, y que no le gusta decir cosas que no piensa, solo por agradar a los demás (a pesar de que he estudiado relaciones publicas), lo tengo bastante difícil, a no ser que empiece a perseguir a los editores hasta que me haga amiga de ellos.

¿Cómo se llega a esos editores? ¿Qué es lo que decide que una novela llegue a manos del que tiene el poder de publicarla? Supongo que si esto se supiera todo sería más fácil para los novatos como yo, aunque entonces perdería un poco la emoción.

Y por mucho que lo miro desde el punto comercial, que parece ser el único que importa en los negocios y del que conozco mucho, pues me he dedicado la mayor parte de mi vida a crear necesidades a la gente, para poder vender los productos de distintas empresas para las que he trabajado, sigo sin saber como consigues hacerle llegar una propuesta editorial a un editor, para decirle lo mucho que va a ganar con tu novela si invierte en ella, si antes ha de pasar por todos los cauces que he contado.

Y luego... la pregunta del millón:

¿Vale la pena?

Esta pregunta la hago, pues los amigos que me rodean siempre me dicen que los autores noveles ganan muy poco, pues nadie les conoce.

A pesar de que anhelo vivir de mi arte, la sociedad a la que estoy anclada tiene sus cánones y no seré yo quien los cambie a estas alturas, pero los bancos cobran la hipoteca cada mes y eso me hace pensar, que a pesar de que algún día alguna editorial crea en mi obra como producto comercial, no sé cuando podré vivir solamente de ello, que es lo que realmente quiero hacer en esta vida.

Aunque... Si pienso en lo que me dice mi corazón, lo que realmente quiero hacer en esta vida, es hacer llegar mis pensamientos al ser humano y aunque nada obtenga por mis palabras, salvo la satisfacción cuando alguna vez que otra, me llegan felicitaciones en mi facebook o comentarios en el propio blog sobre lo que escribo, pienso que de algún modo, aunque no me permita vivir de ello, ya estoy cumpliendo de alguna manera con mi sueño.

Ahora solo hace falta que pueda vivir de ello para poner toda mi alma, mi corazón y mi mente en escribir novelas que algún día puede que cambien el mundo.

Slow Life, siempre.

8 comentarios:

  1. me gusto mucho lo que has dicho tienes razon yo tambien me eh formulado esas preguntas yo quiero estudiar fotografia que es mi sueño pero la sociedad en la que vivimos no nos permite vivir plenamente de ello sin embargo el hecho de poner todo mi esfuerzo en ello me hace pensar que estoy cumpliendo una parte de mi sueño gracias

    ResponderEliminar
  2. No hagas caso a la sociedad. ¿Quién si no tú conoce que es lo qué realmente deseas hacer en esta vida? Solo tienes una y te aseguro que es corta, así que lucha con todo tu ahínco por cumplir tu sueño y te aseguro que al final lo vas a lograr.
    Te deseo un gran éxito en la vida. Qué pena que firmes anónimamente. Cuando triunfes no sabré que fuiste tú quien una vez escribiste en mi blog. Un abrazo.
    ;-))

    ResponderEliminar
  3. Que lindo todo lo que escribiste!! Hasta me gustó lo que le escribiste al otro chico. Yo estoy un poco entre un dilema de que me encantan dos cosas: la Psicopedagogía y la Música. Y no sé bien qué lugar darle a cada una. Me hizo pensar tu frase "¿Qué hubiera sido del arte si los grandes escritores, pintores, músicos o artistas con los cuales nos ha sorprendido la vida, hubieran pensado en sus carreras artísticas como hobbies?" en el sentido de que cuando uno se dedica solo a una cosa, se está dedicando plenamente a ello, 100$ esfuerzo en ello y llega a cosas mucho más "grandes". Me da miedo pensar que por hacer mucho de una vaya a descuidar a la otra, ya que siento que no podría vivir sin una de ellas; pero también siento que quizás por no dedicarme solo a una, nunca llegue a ser "muy buena" en nada, como si hiciese todo a medias. La cuestión es que la Psicopedagogía sí la siento como una profesión, pero la música no estoy segura si es o no un hobbie, pero le dedico graaan parte del día también a ello y siento un gran interés y pasión por ello... Me gustaría escuchar tu opinión. Mucha gente dice que podría relacionarlos a ambos, pero todavía no me imagino de qué forma lo podría hacer, o si es realmente lo que quiero... Mi nombre es Micaela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Micaela,
      Gracias por tu comentario.
      He de serte sincera. Cuando escribí esta entrada hace ya tres años, ni siquiera hubiera imaginado que al final lograría mi sueño, que era publicar mi primera novela a través de una editorial, pero ocurrió y mi sueño de ser novelista, se cumplió.
      No soy yo nadie para aconsejarte, pero si puedo decirte que hables con tu corazón y que te dediques a eso que cada mañana te arranque una sonrisa , aquello que te llene el alma, porque lo más importante en esta vida, es sentirse bien con uno mismo.
      Por otro lado, estoy segura que si buscas la manera de relacionar ambas dos, la Psicopedagogía y la Música, puede que encuentres la manera de compaginarlas, y si no, a lo mejor inventas una nueva técnica. Dicen que todo está inventado. Yo no lo creo, pues el ser humano tiene capacidad para evolucionar aún mucho más.
      Deja que termine añadiendo solo una cosita:
      ¿Sabes cual creo que es el secreto de esos grandes artistas que gustan a la gente? Que disfrutan de lo que hacen y que ponen un poquito de su alma en todo aquello que nos transmiten.
      Suerte y Slow Life!!

      Eliminar
  4. Muchas gracias por tu comentario Gloria. Me encantó, como todo lo que escribís. Me gustó mucho la frase "¿Sabes cual creo que es el secreto de esos grandes artistas que gustan a la gente? Que disfrutan de lo que hacen y que ponen un poquito de su alma en todo aquello que nos transmiten." Creo que no solo cuenta cuánto tiempo uno hace lo que hace, sino fundamentalmente cuánto amor y cuánta pasión pone en aquello que hace, como vos bien dijiste, "poner un poquito de nuestra alma en aquello que hacemos y transmitimos". La verdad es que me siento muy agradecida y afortunada de hacer las dos cosas que más amo: la Psicopedagogía y la Música. No me veo haciendo otra cosa ni dejando de hacer ninguna de ellas. Y es cierto lo de que no todo está inventado aún, puedo pensar en algo nuevo y distinto si uso mi creatividad. Y me alegro mucho lo de tu sueño que se hizo realidad!!! felicitaciones!!! ¿Cómo se llama tu novela? me encantaría leerla... :) Te mando un abrazo y muchas gracias nuevamente! Micaela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti, Micaela!
      Mi novela se llama "La Máscara Veneciana", la puedes encontrar bajo el sello Plaza & Janés o si eres socia de Círculo de Lectores. O en cualquier plataforma digital.
      Cuando la termines de leer no te olvides pasar por mi página de Facebook para comentar lo que te ha transmitido.
      Un abrazo para ti también.
      https://es-la.facebook.com/GloriaCodina

      Eliminar